Cuando Julio Argüelles, apoyado en la baranda del barco que lo trae de vuelta a Buenos Aires, canta “… que veinte años no es nada”, pronunciaba una frase que trascendería al tango “Volver”,  y hasta al mismísimo Carlos Gardel, quien lo interpretaba en “El día que me quieras”, de 1936. Firmemente instaladas en el imaginario popular, esas palabras marcan la naturaleza circular del universo, que siempre nos ofrece nuevos modos de transitar el mismo viaje… sólo que con más sabiduría.

El punto es que aunque para Argüelles veinte años no es nada, para la industria digital en el país es casi todo su tiempo de existencia. Desde que las empresas decian que “hay que estar en Internet”, aunque sin saber muy bien para qué, y las promesas de ventas fabulosas en aquellos trabajosos primeros e-commerce’s, hasta este presente indiscutible de Redes Sociales, smartphones y conexión permanente, han pasado poco más de veinte años. Y techneLogics ha transitado ese camino desde el principio, evangelizando acerca de las “nuevas tecnologías”, llevando de la mano a algunas empresas y creciendo junto a ellas.

Pero como veinte años no es nada, hemos decidido sistematizar y darle mayor relieve a lo que venimos haciendo desde que comenzamos, a fines del milenio pasado: Crear clientes para nuestros clientes, a través de herramientas digitales. De ahí nuestro nuevo slogan: “Somos creadores de clientes”. Y la imagen elegida simboliza que todos somos clientes de alguien, y que las oportunidades están ahi, al alcance de quien se decida a buscarlas. Porque al cabo, parafraseando a Alejandro Dolina: “Todo lo que las empresas hacen, es para vender más”.

Para lograr eso, somos ahora partners de RD Station, empresa multinacional con operaciones en veinte países, dedicada al Marketing Digital, y ofrecemos a nuestras empresas clientes la misma metodología y herramientas que usan sus más de 12.000 clientes en todo el mundo: el Inbound Marketing, o Marketing de Atracción. Utilizamos el embudo de ventas para generar y mantener el flujo de clientes hacia el producto o servicio, automatizando todo aquello que nos permite el canal Digital: atraer clientes, relacionarse y mantener esa relación. Integramos de este modo las acciones con un criterio estratégico, y nos posicionamos firmemente sobre un canal que permite como ninguno la realización de acciones y la medición de sus resultados y su ROI.

Estamos muy felices y entusiasmados, casi tanto como cuando vendimos nuestro primer Sitio Web… bueno, no; tanto no 😉

Ah, les dejamos el link de la película a los cinéfilos que quieran ver completa “El día que me quieras“… No se la pierdan. Son 80 minutos de historia pura <3.