Seguramente Peter Weir no habrá imaginado que el título de su película “El año que vivimos en peligro“, de 1982, iba a ser aplicable a la situación mundial 38 años después de estrenada. Sin relación con el argumento de su film (situado en la Indonesia de 1965, en plena crisis política del régimen de Sukarno), es, sin embargo, un conciso resumen de lo que fue un 2020 que, a pesar de nuestros deseos, será muy difícil de olvidar.

Mucho se ha escrito al respecto, por lo que no nos detendremos en analizar las consecuencias y cambios que la pandemia nos está dejando. Sólo diremos que nuestro sentimiento está con todos aquellos que han sufrido pérdidas, humanas y/o materiales, y nuestra admiración y aliento a todos aquellos que se han reconvertido, y que han encontrado en la crisis una oportunidad de seguir adelante.

Nosotros mismos debimos cambiar. Todas nuestras previsiones debieron ser modificadas; nuestro plan de trabajo mutó dramáticamente. Pusimos en marcha un viejo proyecto, como fue el desarrollo de TLFerias, nuestra plataforma para la realización de Ferias Virtuales 100%. Como ya avizorábamos en nuestra nota Exposición o Feria Virtual: ¿Sabiduría borgeana o nueva tendencia?, había una necesidad concreta entonces, y las semanas se hicieron “redondas”, ya que trabajamos de lunes a lunes durante muchos meses.

A pesar de ello, mantuvimos nuestras actividades habituales, y seguimos desarrollando Sitios Web y Apps, E-Commerce, cursos de E-Learning y haciendo Marketing Digital para nuestros clientes. Lo hicimos en silencio, sin comunicarlo como hubiéramos deseado, ya que toda nuestra energía estuvo orientada a cumplir con los proyectos comprometidos a pesar de las dificultades que el entorno planteaba.

“Hablo de cambiar ésta, nuestra casa,
de cambiarla por cambiar nomás.”

Fue el muy módico precio que pagamos por adaptarnos, y nos consideramos privilegiados por eso. Por supuesto, mejor hubiera sido elegirlo, como decía Fito Páez en Yo vengo a entregar mi corazón: “Hablo de cambiar ésta, nuestra casa, de cambiarla por cambiar nomás“. Pero a pesar de todo, el resultado está a la vista, y podemos mostrarlo y hablar de ello. Y eso haremos en adelante.

 

Foto: Vía IMDB